Hallan más casos de afecciones cardíacas de lo esperado en jóvenes que recibieron vacunas Pfizer/BioNTech y Moderna

Hallazgos preliminares de dos sistemas de monitorización de seguridad de vacunas sugieren un número más elevado de lo esperado de casos de inflamación del corazón tras la segunda dosis con ARN mensajero contra el Covid-19 en jóvenes de 16 a 24 años, dijeron los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos hoy.

Más de la mitad de los casos de miocarditis o pericarditis reportados al Sistema de Reportes de Eventos Adversos con Vacunas de Estados Unidos después de que los pacientes habían recibido dosis de Pfizer/BioNTech o Moderna fueron en personas de entre 12 y 24 años, dijeron los CDC. Estos grupos etarios han recibido menos del 9% de las dosis administradas.

“Hay un desequilibrio claro ahí”, dijo el doctor Tom Shimabukuro, subdirector de la Oficina de Seguridad en la Inmunización de los CDC en una presentación ante un comité asesor de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), que se reunió hoy.

Según indicó, el Enlace de Datos de Seguridad de Vacunas (VSD, por sus siglas en inglés) -otro sistema de monitoreo- mostró un alza en la incidencia de la inflamación del corazón en personas entre 16 y 39 años tras su segunda dosis al compararse con la tasa observada después de la primera inoculación.

Los datos limitados mostraron que la mayoría de los pacientes -al menos el 81%- tuvo una recuperación completa de sus síntomas, indicó Shimabukuro.

Pfizer y Moderna, ambas desarrolladas en Estados Unidos, son vacunas que usan la tecnología de ARN mensajero para inmunizar a los pacientes. Voceros de la compañía evitaron pronunciarse sobre la noticia.

El Ministerio de Salud de Israel anunció días atrás que descubrió que la pequeña cantidad de casos de inflamación cardíaca observados principalmente en hombres jóvenes que recibieron la vacuna contra el Covid-19 de Pfizer en el país probablemente estaban relacionados con su inoculación.

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA), en tanto, había dichi que la miocarditis tras la vacuna de Pfizer no había sido motivo de inquietud porque seguía ocurriendo a un ritmo que normalmente afecta a la población general. Añadió que los hombres jóvenes eran particularmente propensos a la condición.

Un grupo asesor de los CDC de Estados Unidos recomendó el mes pasado un estudio adicional de la posibilidad de un vínculo entre la miocarditis y las vacunas de ARNm.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: