China cierra parcialmente uno de los mayores puertos del mundo por un solo caso de Covid-19 y golpea la cadena de comercio global

Ningbo-Zhoushan es el tercer puerto de carga más activo del mundo y la interrupción parcial de las actividades podría aumentar aún más las tarifas de envío de contenedores

Las autoridades chinas están realizando estrictos controles sobre los camiones que transportan carga hacia o desde el distrito de Beilun, en Ningbo, tras el descubrimiento de varios casos de Covid-19 en la zona, aseguró Maersk en un aviso a sus clientes. Esta suspensión, junto con las restricciones impuestas a los camioneros en algunas zonas de Zhejiang y sus alrededores, ha detenido las operaciones en algunos muelles y centros de almacenamiento del puerto de Ningbo.

Las restricciones comenzaron dos semanas atrás luego de que la ciudad detectara un brote de Covid-19 que provocó el cierre de escuelas, centros de almacenamiento y empresas en el distrito de Beilu . El primer infectado fue un empleado de la empresa de ropa Shenzhou International Group, y el brote se concentra en la fábrica de esa firma.

«Cualquier retraso en Ningbo llega en un mal momento para las cadenas de suministro globales, que están sufriendo los atascos creados por la pandemia», aseguró la consultora Russell Group. «Desgraciadamente, la situación puede empeorar con el Año Nuevo chino (1° de febrero), ya que las empresas no pueden abastecer sus inventarios para los próximos meses, lo que les obliga a buscar envíos o productos alternativos, todo lo cual repercutirá en un aumento de los costos para el consumidor».

La festividad, que se celebra en China y en otras partes de Asia, supone una detención de dos semanas en la producción de las fábricas.

Impacto en la industria

Si bien la política china «Cero COVID» de cierres rápidos y extensos en respuesta incluso a pequeños brotes ha frenado repetidamente la propagación nacional del Covid-19, salvando vidas, y permitido a las empresas seguir produciendo y exportando, también ha provocado un efecto dominó en las cadenas de suministro, afectando a tripulantes y a la industria naviera.

Varias fábricas de poliéster de Ningbo han dejado de trabajar porque no pueden recibir materias primas por camión ni enviar productos, según los analistas de Wood Mackenzie Ltd. También se han ralentizado las entregas por carretera de gas natural licuado, un importante combustible para las industrias que no están conectadas a los gasoductos.

La terminal de gas natural licuado de ENN Energy Holding en la isla de Zhoushan reanudó la distribución por camión a principios de esta semana y las autoridades locales también están permitiendo que más camiones se abastezcan de gas en la terminal de Cnooc. en el puerto de Ningbo. Sin embargo, los volúmenes totales están muy por debajo de los 300 a 400 camiones que normalmente distribuyen el gas desde el puerto cada día, según Sun Xuelian, analista JLC.

Sin embargo, Maersk ha señalado que al alrededor del 10% de la capacidad de transporte por camión en la zona de Ningbo se ha recuperado, mientras que se calcula que las autoridades han permitido al 20% de los conductores reanudar sus servicios.

Impacto en el transporte de contenedores

A pesar de las afirmaciones de China de que las cosas son «normales» porque los buques pueden entrar o salir del puerto, todavía no se ha alcanzado la plena productividad. El impacto puede ser fácilmente rastreado por el tiempo de permanencia de los buques en el puerto.

Un puerto es mucho más que los buques que opera. También es la infraestructura terrestre y sus componentes: estibadores, centros de almacenamiento, camiones y vías férreas que permiten el flujo del comercio. Si estas piezas críticas no funcionan al 100%, habrá retrasos. Si hay partes del puerto cerradas, bloqueadas o restringidas, eso constituye un cierre parcial.

Ningbo, un puerto digital y automatizado, sigue necesitando personal y camiones para operar con eficacia. Los datos de MarineTraffic muestran que la productividad se ha visto afectada, y que el tiempo de permanencia en el puerto aumenta en el complejo portuario de Zhoushan.

Nikos Psaltopoulos, director de operaciones de MarineTraffic, escribió en Linkedin que «los datos de MarineTraffic a través de Nikos Pothitakis y Stefanos A. confirman que la baja productividad del puerto de Zhoushan, en la costa del Mar de China Oriental, está provocando retrasos en el procesamiento de los buques, con un impacto negativo en cascada».

Cabe destacar que el puerto de Ningbo es una de las principales puertas de entrada de contenedores del mundo y una parte crucial de las cadenas de suministro globales que conectan las fábricas del este de China con los consumidores de automóviles, máquinas, productos electrónicos y juguetes en EE.UU., Europa y otros lugares.

Ya en agosto de 2021, este puerto sufrió un cierre parcial durante semanas tras un brote de COVID-19, lo que provocó una ralentización de las exportaciones, interrupciones y congestión en las líneas de suministro.

Temor se extiende al puerto de Tianjin

Pero las noticias que generan incertidumbre no se detienen, la nueva ola de COVID en China también ha sembrado la preocupación del comercio internacional respecto a la situación del puerto de Tianjin, donde las autoridades han comenzado a realizar pruebas masivas a sus 14 millones de habitantes después de que un grupo de 20 niños y adultos diera positivo en la prueba del COVID-19, siendo contabilizados al menos dos con la variante Ómicron.

Se ha aconsejado a los residentes que permanezcan en sus casas o cerca de ellas para estar disponibles para las pruebas. Se les ha dicho que hasta que no obtengan un resultado negativo en la prueba, no recibirán un código «verde» en las aplicaciones de rastreo Covid de los teléfonos inteligentes que casi todos los habitantes de China deben presentar ahora al utilizar el transporte público y en otras situaciones.

China ha intensificado su política Cero Covid en vísperas de los Juegos Olímpicos de Invierno, que se inauguran el 4 de febrero en Beijing. La capital china está a 150 km al noroeste de Tianjin y está conectada por un enlace ferroviario de alta velocidad que tarda menos de una hora.

Millones de personas están siendo confinadas en sus casas en Xi’an y Yuzhou, otras dos ciudades más alejadas, pero con brotes más grandes. La ciudad de Zhengzhou, capital de provincia situada a 70 km al norte de Yuzhou, también está realizando pruebas masivas y cerrando las escuelas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: