El gobierno de Macri acordó con EEUU participar de la eventual invasión a Venezuela en 2019

Un reciente filtración de documentos en Argentina revelaron el compromiso del Gobierno de Mauricio Macri (2015 – 2019) para participar en una posible invasión a Venezuela, dirigida por EE.UU., que buscaría el derrocamiento del presidente Nicolás Maduro.

La información sobre ese posible ataque fue publicada el domingo por el portal argentino El Cohete a la Luna, luego de recibir los documentos de parte de algunos jefes militares.

De acuerdo con el portal, el Ejército argentino realizó ejercicios militares, que fueron denominados como ‘Puma’, que incluían la invasión a Venezuela, entre abril y julio de 2019; justamente el año de la mayor escalada de EE.UU. contra Caracas.

Acontecimientos en 2019

Cabe recordar que el 23 de enero de ese año, Juan Guaidó se autoproclamó como «presidente encargado» de Venezuela y fue reconocido por Washington y algunos gobiernos de la región, entre ellos el de Macri en Argentina.

En febrero, el intento de ingresar ‘ayuda humanitaria’ desde Colombia culminó con la quema de un camión; una acción sobre la que responsabilizaron a la administración de Maduro y luego se comprobó que fueron los propios opositores.

Ya en abril, se produjo la denominada ‘Operación Libertad’, un intento de golpe de Estado que lideró Guaidó junto al opositor Leopoldo López, que ese día abandonó su arresto domiciliario, una acción que fue celebrada por el jefe de Estado argentino.

Las prácticas

Según explica El Cohete a la Luna, los ejercicios Puma del Ejército argentino se ejecutaron en siete sesiones e incluyó coordinación con unidades de la Armada y de la Fuerza Aérea. Al mando de estas prácticas estuvo el general Juan Martín Paleo, quien entonces era comandante de la fuerza de despliegue rápido y desde marzo de 2020 es jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas.

En esos ejercicios Puma, se le da el nombre de ‘Patagonia del Sur’ a Suramérica, Venezuela es ‘Vulcano’ y sus autoridades enfrentadas son NM y JG, es decir, las iniciales de Nicolás Maduro y Juan Guaidó, respectivamente.

También se bautiza a Colombia, en la frontera oeste de Venezuela, como ‘Ceres’; a Guyana y Surinam, al suroeste del territorio venezolano, como ‘Tellus’; a Brasil como ‘Febo’; Perú y Ecuador como ‘Fauno’; Chile como ‘Juno’; Argentina como ‘Ares’; y Uruguay como ‘Baco’.

La descripción que hace Paleo sobre Venezuela o ‘Vulcano’, para justificar los ejercicios militares y la posible invasión, es que en ese país se presenta «el caso de mayor conmoción interna en la región».

tu aporte sostiene el portal

1,99 US$

«El Gobierno ha recurrido a su política exterior con la clara intención de buscar el apoyo de actores extra-regionales para mantenerse en el poder. Esta conducta de desoír los reclamos internos y de los principales organismos internacionales, ha provocado un fuerte rechazo y su consecuencia fue la aplicación de diferentes sanciones», añade.

También dice que la situación interna de ‘Vulcano’ «se enmarca en una falta de entidad representativa de su doble gobierno (NM y JG) y en una crisis humanitaria sin precedentes debido a la desorganización política y a la falta de servicios y necesidades básicas como suministro eléctrico, alimentos, agua y medicamentos»; y que «existe una ruptura de la disciplina en las Fuerzas Armadas y de seguridad» a causa de profundas diferencias entre los que apoyan al Gobierno y los que no.

aleo hace mención de una resolución de la Organización de las Naciones unidas (ONU), la N° 1918/19, sobre una «fuerza multinacional provisional de estabilización» en Venezuela, a la que se denominó como MINUSVU.

Al respecto, dijo que «el presidente de Ares», es decir Macri, con la autorización del Congreso Nacional, «decidió responder al pedido de la ONU (decreto N° 2005/19- Tropas para participar de MINUSVU) para la integración de una fuerza multinacional provisional juntamente con otros países de Patagonia Sur (Febo y Juno)».

El objetivo de esa fuerza multinacional, y por ello, los ejercicios militares, era «afianzar la soberanía e integridad de Vulcano, detener todas las violaciones a los derechos humanos y colaborar con un amplio consenso político para lograr una transición del Gobierno segura y duradera».

La misión de la fuerza comandada por Paleo sería brindar seguridad a la operación en Venezuela, garantizando los corredores de ayuda humanitaria. A Argentina le correspondería el que se haría por la frontera con Ceres, es decir Colombia.

¿Seguridad del G-20?

De acuerdo con El Cohete a la Luna, cuando las autoridades de Defensa que se instalaron luego de culminado el Gobierno de Macri interrogaron a Paleo sobre los ejercicios militares Puma, este informó que se trató de planificar la seguridad de la reunión del G-20 en Buenos Aires.

Sin embargo, esa versión no se sostiene, debido a que el G-20 sesionó el 30 de noviembre y el 1 de diciembre de 2018 en la capital argentina, y el Puma se realizó entre abril y julio de 2019.

Luego, su versión cambió a que se trató de una orden del entonces jefe de Estado Mayor, general Bari Sosa, para planificar la asistencia humanitaria a Venezuela.

Deja un comentario