La venezolana Yulimar Rojas se convierte en la primera atleta en ganar tres veces el oro mundial en triple salto

La venezolana suma su tercer oro mundial consecutivo con el sexto mejor salto de la historia (15.47)

Rojas arrancó el concurso con un salto de 14.60 (+0.3), una distancia más que respetable en las piernas de cualquier otra triplista del planeta pero que en su caso es una marca casi desechable. Tras salir del foso y sacudirse la arena, la venezolana pedía calma a la grada.

El asunto es que la jamaicana Shanieka Ricketts, que ya había sido segunda en Doha 2019, voló hasta los 14.89 (+1.7) en su primer intento, liderando la prueba tras la primera ronda. Una distancia que finalmente la tiñó nuevamente de plata -cerró el podio la estadounidense Tori Franklin con 14.72-.

La tensión duró un santiamén, el tiempo que tardó la venezolana en poner las cosas en su sitio con un segundo salto de 15.47 (+1.9), el sexto más largo de siempre y el segundo de la historia de los mundiales tras el antiguo récord del mundo (15.50) de Inessa Kravets en Goteborg 1995.

«Ha sido un día bonito. No ha sido una de mis mejores competencias pero he logrado un buen registro teniendo en cuenta además que venía de una preparación corta y que tuve que sobreponerme a una lesión», aseguraba la reina del triple tras su victoria.

«Este oro es un premio a la constancia y a la voluntad, porque no he podido competir todo lo que me hubiera gustado.

«Mi meta más importante son los 16 metros y sé que estoy cerca. Siento que lo tengo en mis piernas pero hay que ajustar detalles. Espero acercarme a esa barrera en mis próximas competencias«

Yulimar Rojas

Deja un comentario