Lacalle llamó al Fiscal de Corte apenas detuvieron a Astesiano para preservar su chat con él

El caso Astesiano ya tiene las características necesarias para que en cualquier país con democracia plena se esté juzgando a las mas altas esferas del gobierno, pero en Uruguay al parecer no.

Lacalle ofreció declaraciones a la prensa, y sobre la información que desde Presidencia se pidió no acceder a las conversaciones con Astesiano, el mandatario aseguró “que no hubo un acuerdo con la fiscal”. 

“Ni hablé antes, ni ahora [con la fiscal]. Sé que el ministro del Interior [Heber] transmitió la preocupación de la reserva de las conversaciones privadas, familiares, personales del celular. Y se aceptó de tal manera”, agregó el mandatario.

 “Hay una comunicación del 3 de octubre, en la cual la fiscal dice que se piden determinados datos excepto las referidas a las conversaciones conmigo”, indicó el presidente. 

Después de la detención, y esto lo pueden corroborar con el fiscal de Corte, lo llamo y le digo: ‘Fiscal, acaban de detener a mi custodia personal (…) sin perjuicio de eso, (tengo la) preocupación por las conversaciones personales que involucran a quien habla y a mi familia».

“Podríamos haber dicho que nos quedábamos con el teléfono, pero se lo llevaron. Nunca obstruimos nada. Pero teníamos la preocupación por las conversaciones personales, que me involucran a mí y a mi familia”, agregó.   

Consideró que “pasado el tiempo” fue lo “mejor que se pudo hacer y dictaminado por la fiscal” en pos de preservar la privacidad de su familia.

Deja un comentario